lunes, 10 de junio de 2013

PROYECTO DROPZONE 17

LA BATALLA POR AROON II: CIRRUS

El Teniente Coronel Jeremy Miller se presento en la sala de guerra a la hora señalada.

La puerta de seguridad se abrió con un susurro mientras que los legionarios que la custodiaban se cuadraban rápidamente.

al otro lado, la mortecina luz azulada de los monitores competía con la iluminación roja de la propia habitación.

En el centro de la sala una gran mesa de hierro macizo pulida hasta brillar como un espejo dominaba la zona de reuniones. La mayoría de los altos cargos de la UCM en el planeta se encontraban ya sentados o revoloteando alrededor de la mesa, mientras conversaban o evaluaban los informes que los operarios les presentaban.


- Bien, ya estamos todos, tomen asiento caballeros.- El que hablaba era el Teniente General Morgan, comandante en jefe de todas las fuerzas desplegadas en el planeta. Morgan era enormemente corpulento, incluso para un habitante de Ferrum. Con un rostro que parecía fundido en el propio metal que daba nombre a su planeta natal, era un veterano de las guerras contra La Plaga y había sido uno de los primeros oficiales en enfrentarse a los alienigenas en las misiones de reconocimiento, hacia ya varios años.

Mientras los jefes militares y civiles se sentaban a la mesa un holograma del planeta se materializo en el centro de la mesa.

- Como bien saben el Consejo nos ha ordenado asegurar este planeta para su uso como estación de paso y reabastecimiento de las flotas en ruta ha los mundos centrales.- Tras un momento de pausa saco un enorme puro antes de continuar.- Lo que la mayoría desconocían hasta ahora es que este planeta no sólo ha sido elegido por su situación en cuanto a las rutas galácticas optimas para la Reconquista, existe un motivo en el propio planeta. Comandante Rauz, por favor. - Acabo, encendiéndose el puro con un gesto.

Cuando Rauz se levanto pareció como si la poca luz que había quedase absorbida. era un tipo larguirucho y delgado. "El tipo de persona que no te gustaría encontrar por la calle" Pensó Miller.

- Como muy bien dice el General hay otros motivos para elegir este planeta como punto de reavituallamiento. Durante las misiones de reconocimiento se descubrieron una serie de extrañas lecturas energéticas en la superficie del planeta. No se dispuso de tiempo en aquel momento para su investigación y este dato habría sido ignorado si no fuese por algunos retazos de información extractados de las antiguas declaraciones de los evacuados del planeta.

Parece ser que hay cierta información dispersa en el planeta almacenada en varios servidores de alta seguridad de la antigua red mundial.

al ser un sistema tan antiguo y perderse las conexiones, resulta inviable conseguir la información de otro modo que no sea de una forma directa.- Y con esto se sento.

Morgan hablo al grupo entre nubes de humo. - Bien señores, debemos recuperar esa información. - El holograma se amplio hasta convertirse en una vista aérea renderizada de lo que parecían las afueras de la ciudad. - Esto es el sector 245D, en la zona exterior nordeste de Cirrus, la ciudad capital. Se encuentra a unos 700 Km al norte de nuestra base actual. Hemos localizado tres señales en esa zona en diferentes edificios y debemos ir a buscarlos; pero hay un problema. - Una fuerte calada ilumino por un momento el rostro de Morgan. - Hace un par de semanas localizamos una fuerza Shaltari y una fuerza de la maldita PHR combatiendo a las afueras de Esparta. Cuando teníamos pensado atacar a los supervivientes ambas fuerzas se escabulleron, y deben encontrarse en algún punto del planeta, no sabemos con exactitud donde, ni que hacen aquí; pero no podemos enviar una fuerza de inserción al punto de los servidores sin apoyo por si las moscas. - Otra chupada al puro antes de continuar. - Así que Miller, dirigirás a tu 22º Batallón aerotransportado a la zona, establecerás un cordón de seguridad y me traerás esos datos.-

- Si señor. - 

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++



Miller observaba el campo de batalla en la pantalla de su Kodiac oculto tras una edificación abandonada.

Podia escuchar los motores de los Condor con sus fuerzas acercándose a su retaguardia para alcanzar la zona.

Los dos primeros, con los tanques Rapier y Sabre, avanzaron sobre el edificio del que salian las señales del servidor en el flanco izquierdo. Con un movimiento fluido fruto de los años de adiestramiento la TF 22-1 desplegó los tanques a retaguardia del edificio para asegurarlo.
.

De pronto, en el horizonte, dos objetos que Miller identifico como aeronaves shaltari avanzaron también sobre el edificio en el silencio sobrenatural propio de los artefactos shaltari.

- Transmisión desconocida entrante, señor. - Informo el operador radio. Con un gesto Miller puso los altavoces.

- ....Soy Aur´kala´lisr; señor de la guerra del tercer circulo de la tribu Morlock. Este territorio y todo lo que hay en él, me pertenece. Retirad vuestras fuerzas, humanos, y seguiréis vivos...- Con un gesto Miller corto la transmisión furioso.

- A todas las unidades, aquí Águila, enemigos en la zona. Clave shaltari. Las ordenes son búsqueda y destrucción.-

Con un resplandor sobrenatural un típico bípode de combate Coyote se situó en unas elevaciones a las afueras de la ciudad, semioculto entre los grandes arboles. De el otro artefacto surgieron varios tanques deslizadores Tomahawk que rápidamente avanzaron para colocarse a cubierto tras uno de los edificios del borde de la ciudad.



- ¡Maldición! - Gruño Miller. - TF 22-2 avance sobre O-2.

- Roger, roger; Águila.-

El otro condor, con el 1º y 2º cuerpo de legionarios avanzo hacia el objetivo más cercano a las fuerzas de la UCM en el flanco derecho. Un transporte de tropas Bear se desengancho de la aeronave para acercarse al edificio.

con un rápido movimiento el Bear alcanzo su objetivo y los legionarios descendieron de la rampa entrando en el mismo.

- Rata 1 para Aguila, comenzamos búsqueda del servidor. -

- Roger rata 1.- Contesto Miller. - Solicite fuego de apoyo sobre ese bípode, artillero. - Ordeno al tripulante del Kodiac.

Tras unos instantes la onda expansiva del proyectil del artillería alcanzo el Kodiac segundos antes de que este impactase en su objetivo, dañandolo.


 Mientras tanto otra puerta Eden alienigena avanzaba hacia el objetivo central más alejado de los humanos, situado en un antiguo rascacielos de oficinas. Con otro fogonazo un pequeño vehículo terrestre, dos de las denominadas puertas Heaven se materializaron en las cercanías del rascacielos.


Sin solución de continuidad un fogonazo en el interior del edificio revelo el teletransporte de tropas de infantería al interior de la estructura.

- Rata 2, hay que desalojar esos shaltari. Despliega sobre el edificio 23 del sector rojo. Suprime al enemigo hasta que Rata 1 localice su servidor y pueda entrar en el edificio ocupado por las fuerzas enemigas. -

- Roger, Águila.-


En el flanco izquierdo las cosas se estaban poniendo difíciles para las fuerzas de la UCM. el fuego combinado de los Tomahawk y el Coyote era demasiado para los sólidos tanques humanos. Uno tras otro los Sabre comenzaron a caer.

El teniente Josh, jefe de la sección Rapier, vio la potencia desplegada por los shaltari y tomo la decisión de replegarse.

- Águila de Escorpión; esto esta que arde; Erizo ha caído, repito Erizo ha caído. Me repliego a la posición de Rata 1.-

La situación se le escapaba de las manos a Miller y lo sabia; mientras tanto la artillería seguía cayendo sobre las fuerzas shaltari, pero la velocidad y los escudos de energía de los alienigenas eran unas defensas demasiado firmes.


El condor que había sido el transporte de Erizo, la sección de tanques Sabre, sobrevoló los tanques Kukri enemigos en un intento por escapar tras su compañero logrando pasar, pero no sin recibir varios impactos que empezaron a iluminar los paneles del piloto con luces de advertencia. al amparo de este intercambio de fuego una de las puertas terrestres Heaven alcanzo las cercanías del edificio que contenía el servidor, dispuesto a teletransportar a la infantería shaltari en cuanto acabasen su trabajo.


A cambio el condor elimino a uno de los tanques antiaereos enemigos, parco consuelo pero consuelo, al fin y al cabo.



La batalla parecía decidida pero Miller no estaba dispuesto a darse por vencido.

El segundo de legionarios seguía observando el edificio de rascacielos buscando a la infantería shaltari. De pronto, el fuego intenso de lanzadores de disco desvelo a los Bravos shaltari en la azotea.

- ¡¡Águila de rata 2, contacto en la azotea, contacto en la azotea!!¡¡el enemigo hace fuego contracarro sobre nosotros y fuego intenso sobre condor Rata 2!!.....- Una explosión corto la transmisión momentáneamente. A Miller no le hacia falta escuchar e resto, en las pantallas podía ver como el símbolo del condor desaparecía. Un segundo después le llego el sonido del estallido de la explosión.


Un silencio tenso se instalo en la cabina de Kodiak.

- Rata 2 de Águila, informen.-

- Aquí Rata 2, los alienigenas se han retirado y han desaparecido pero no hemos visto resplandores...- De pronto el sonido de los fusiles automáticos lleno el canal. - ...¡¡¡Están dentro!!!¡¡Estos bichos se han metido por algún tipo de pasadizo que conecta ambos edificios!!¡¡Solicito apoyo, señor!!¡¡Son de....- El canal se corto abruptamente. Estaba claro que los shaltari dominaban la situación, a Miller no le quedaba más que retirarse.

Pero antes de que pudiese dar la orden la radio salto con un nuevo mensaje:

- ¡Águila de Rata 1, hemos localizado al servidor y recuperado los datos, abandonamos el edificio!.-

- Bien, todavía podemos sacar lago de todo este embrollo. A todas las unidades prioridad para Rata 1, defender a toda costa. Protocolo de repliegue inmediato. - No espero a los mensajes de contestación. - Llévanos a O-1.- Ordeno al conductor.


Mientras avanzaban a toda velocidad por las estrechas calles de esa zona de Cirrus, Miller observo el holomapa táctico. Varias puertas shaltari avanzaban como tiburones cerrando sobre las posiciones de la UCM desde varias direcciones pilotando entre los edificios.

- Rata 1 embarcado y replegando.- Informo el 1º de legionarios.

"Todavía podemos conseguirlo".

Pero una serie de resplandores de teletransporte acabaron con las esperanzas de Miller. Los Kukri restantes que se encontraban en las cercanías de O-3, el edificio donde había perdido a los Sabre, se materializo frente al Bear de Rata 1 y empezó a hacer fuego. Otro resplandor y el bipode del comandante shaltari se materializo tras edificio del flanco este. la situación era desesperada.

- Transmisión desconocida entrante.-

- Humano, has luchado con valor, aunque inútilmente  Yo, Señor de este kaa; te ofrezco por última vz la oportunidad de rendirte.-


- ¡¡Vete al infierno!!- grito Miller al microtelefono.- A todas las unidades fuego a discreción; proteger a Rata 1.-


El fuego de los rapier fue toda la respuesta que le llego a Miller; que pudo ver por los periscopios del Kodiak como el Bear embestía contra los tanques alienigenas escapando entre la confusión.

- Nos replegamos.- Le ordeno al conductor del Kodiak.- Solicita barreras de ruptura y humos.-

Casi inmediatamente los pesados proyectiles de artillería comenzaron a impactar en la estrecha tierra de nadie entre los malheridos humanos y los alienigenas, que se detuvieron.

- Transmisión entrante de nuevo, señor.-

- No sabes lo que buscas, humano. Ese conocimiento será vuestra destrucción.- Una sucesión de resplandores baño a los shaltari mientras desaparecían.

"¿Que habrá querido decir?" Pensó Miller mientras evaluaba los daños totales a sus fuerzas.