viernes, 21 de junio de 2013

PINTURA PARA PRINCIPIANTES 3

Muy buenas noches, seguidores de Morrilseb.

Hoy os traigo una técnica de pintado que para algunos estará más que dominada, pero como siempre, creo que hay que empezar por lo básico, así que para aquellos que estáis empezando, o que nunca lo habéis intentado; incluso para aquellos a los que pintar os supone un suplicio horrible, hoy voy a explicar esta sencilla técnica, que con un pequeño truco nos puede ayudar a pintar ejercitos enteros.



Lo primero de todo es que no todas las miniaturas son aptas para aplicar esta técnica, aunque podemos hacerlo, las mejores son aquellas que representan superficies irregulares, como pelaje, costras, etc.

Las miniaturas con grandes extensiones lisas o redondeadas no quedan demasiado bien con esta técnica, dejandonos pinceladas que se notan a simple vista.

La teoría del pincel seco es aprovechar los salientes de los detalles de la propia mini en nuestro beneficio para representar las luces.

Para ello aplicaremos el color base a la zona elegida; en este caso BESTIAL BROWN al pelaje de esta rata de Dreadball.












 




Una vez bien seca la pintura tenemos dos opciones, o tintar la superficie ahora para ganar aun más volumen o esperar a hacerlo después; la diferencia es que si lo hacemos ahora el volumen quedará aun más marcado y si lo hacemos después lo que conseguiremos es que se suavice la transición del color base al color que aplicaremos con pincel seco.

En este caso hemos puesto primero la tinta, para hacer más vistoso el volumen.

















La tinta la aplicamos abundantemente por toda la superficie del pelo, procurando que quede como una linea, denominada perfilado, entre el pelo y la zona de piel. El perfilado es una parte del pintado que permite separar la superficies de color unas de otras, se puede hacer con la tinta de una de las superficies, como en este caso, o después, una vez terminada la miniatura, con un pincel de detalle fino de 00 y tinta o lavado negro, aplicándola justo en la linea que delimita piezas muy diferentes o colores distintos.

El tercer paso es aplicar las luces. este paso es el quid de la técnica del pincel seco.

Cogeremos un poco de pintura con un pincel viejo de tamaño mediano. Yo suelo utilizar o bien uno plano; si la miniatura es grande y lo permite, o si no, como es el caso, un pincel redondo del cero. En ambos caso suelo utilizar un pincel sintético citadel, mas por que son los que tengo viejos que por otro motivo.

Ahora pasaremos el pincel con la pintura por una superficie absorbente (papel de cocina, un paño...) y quitaremos casi toda. Cuando al dar una pincelada practicamente no quede pintura es el momento de aplicar la pintura sobre la miniatura.


Lo haremos con movimientos rápidos, en sentido perpendicular a los detalles. La idea es que la poca pintura que tenemos en el pincel se deposite en las zonas mas sobresalientes de la miniatura; creando un efecto de contraste con el color base.


Esta técnica es bastante sucia e imprecisa y "mancha" bastante la miniatura, incluso en zonas que no queremos pincel seco, por lo que el pincel seco debe ser de las primeras cosas que hagamos en la miniatura antes de pintar otras superficies con degradados, aerografo o cualquier otra técnica más precisa.

Si la superficie tiene mucho relieve o detalle, podemos aplicar un segundo pincel seco aun con menos pintura en algunos puntos que sean aun más sobresaliente, para simular un efecto de luces extremas.


Una vez terminado es posible que notemos que quedan algunas pinceladas que se ven a simple vista. esto es un efecto colateral de esta técnica y no se puede esperar más que con la practica se hagan menos evidentes esas pinceladas.

De todos modos existe una manera de suavizar esos saltos de color y esas pinceladas tan bruscas. Para hacerlo utilizaremos WHITE SPIRIT, también llamado trementina rectificada, odorless thiner o de otras muchas maneras. Todos estos productos son derivados del aguarrás destilados para no ser tan agresivos.














Tenemos dos maneras de utilizar este compuesto. La primera es aplicarlo directamente.

Para ello, con un pincel plano del tamaño adecuado a la miniatura y perfectamente limpio; cogeremos una pequeña cantidad y limpiaremos el pincel en una superficie absorbente también limpia hasta que el pincel este unicamente húmedo.

Entonces aplicamos el pincel del mismo modo a como lo hemos hecho antes, por toda la superficie, con movimientos en todas direcciones, teniendo cuidado de no aplicar durante demasiado tiempo ya que este disolvente es muy potente y podría eliminar toda la pintura aplicada.

Es muy importante que tanto el pincel como el papel que utilicemos este perfectamente limpio, si no la pintura que contengan pasará a la miniatura, estropeando nuestro trabajo.

Ya lo he dicho pero prefiero repetirme, aplicar la trementina con mucha suavidad y con el pincel simplemente húmedo; o arrancaréis toda la pintura.

La segunda forma de aplicarlo, y mucho mas controlada y sencilla, es mezclandolo con el barniz. En mi caso desde hace muchos años utilizo barniz MARABU al 50% con trementina. La trementina le da fluidez al barniz y además diluye muy suavemente los saltos de color.

Un apunte sobre el barniz: Mezclarlo bien antes de aplicarlo. El barniz, y en especial este, tienen dos componentes que tienden a separarse. Esto se ve a simple vista mirando el bote, veréis como un compuesto blanquezino muy fluido que queda en la parte superior, y una especie de poso más denso en la parte inferior.

para mezclarlo yo uso la dremel y una herramienta mezcladora que hice con una varilla gruesa hace varios años.



Si es posible os aconsejo utilizar este barniz MARABU. La capacidad de cubrición es excelente. Es completamente mate y tiene una gran resistencia. Si queréis aplicarlo con aerógrafo podéis hacerlo, simplemente añadir mayor cantidad de trementina a la mezcla (un 70%, más o ménos) para darle la consistencia adecuada; pero en este caso no conseguiréis ese efecto de suavizado del que os hablaba anteriormente.

Y esto es todo por hoy, habitantes del Kraken. Espero que esta breve explicación os sirva de ayuda a los más inexpertos en este maravilloso mundo del pintado de miniaturas; y recordad que cualquier duda estoy a vuestra entera disposición.