lunes, 25 de febrero de 2013

AEROGRAFIA PARA PRINCIPIANTES 10

Buenas a todos queridos amigos goblins!!!

A todos los que hemos pintado con aerógrafo nos ha pasado alguna vez que un amigo troll torpe, un hijo trasgo travieso o un garrapato mascota se ha infiltrado en nuestro cubil / mazmorra y ha toqueteado nuestro querido aerógrafo, con el mal resultado de una caida.

La mayoría de las veces esto no tiene más incidencia pero en mi caso, la última de estas incursiones se saldo con una aguja doblada al golpear contra el suelo.

Pero como un goblin como yo es capaz de sacar utilidad hasta de una desgracia como esta, he aprovechado para escribiros este tutorial sobre como recuperar una aguja doblada.

Lo primero de todo necesitaréis de una goma de borrar, mucha paciencia y por supuesto una aguja doblada.


Aqui tenemos al paciente. Pensaréis que es tan sencillo como aplicar un alicate y ponerlo recta, pero no es tan sencillo. El extremo de las agujas de aerografía es sumamente fino y se parte con extrema facilidad así que debemos enderezarlo con materiales blandos.



 Pincharemos la goma en la dirección de la parte doblada y moveremos la aguja para situarla recta de tal forma que si cede la parte doblada quede alineada con la aguja. Cuanto más dura sea la goma mejor, evidentemente.



Tras esto habremos conseguido enderezar la peor parte de la aguja pero aun observaremos que queda algo doblada. Podemos recuperar un poco más la aguja rallando la goma con la punta doblada como en la foto.




Y con esto habréis recuperado la aguja. Aun así resultará evidente que no esta perfectamente recta, eso es normal, pero la habréis recuperado lo suficiente para poder aplicar bases e imprimaciones con vuestro segundo aerógrafo, si lo teneis, lo importante es recuperar el movimiento bascular de la aguja en el obturador, que es por lo que hemos hecho todo esto.

Os daréis cuenta que la pintura ahora os sale desviada hacia un lado, simplemente tenedlo en cuenta a la hora de pintar.

Si por algún motivo no podéis recuperar la aguja, ¡no la tiréis! De hecho, no tiréis ninguna pieza de aerógrafo porque se os haya roto, siempre podéis utilizar las piezas con algún fin. En este caso la aguja estropeada os puede servir para limpiar el obturador por dentro, con mucho cuidado.

Y eso es todo por hoy compañeros verdosos. en dos días el tercer articulo del proyecto dropzone.

 Sugerencias o reclamaciones un poco más abajo!!